Dic
7
Sáb
La Encamisá de Torrejoncillo @ Torrejoncillo
Dic 7 – Dic 8 todo el día
La Encamisá de Torrejoncillo @ Torrejoncillo

Cada año, en la víspera de la Inmaculada Concepción, cientos de torrejoncillanos se echan a la calle para celebrar la encamisá, una fiesta popular de esta localidad que está considerada Fiesta de Interés Turístico de Extremadura.

A las 10 de la noche del 7 de diciembre, se abre la puerta de la Iglesia Parroquial de San Andrés, de la que sale un estandarte de color celeste con la imagen de la Inmaculada Concepción bordada. A la vez, un grupo de personas cubren de humo y olor a pólvora las inmediaciones de la Plaza Mayor al disparar sus escopetas, lanzando salvas en honor a la Virgen. Cuando se hace entrega del estandarte al mayordomo, que monta un caballo vistosamente atalajado para la ocasión y que va acompañado a los lados por otros dos jinetes, otros varios cientos de jinetes, que le siguen por detrás, lo vitorean y aclaman desde lo más profundo de su alma.

Todos los jinetes van ataviados con sábanas blancas engalanadas con hermosas puntillas, y solo en algunos casos por estrellas, sobre el rostro. Y así transcurre la procesión, entre una nube de pólvora infinita que recorre las empinadas calles del pueblo. Calles en las que esperan los visitantes alrededor de joritañas encendidas para no pasar frío y en las que los más pequeños de la casa queman sus jachas, o lo que es lo mismo, haces de gamonita que sus padres y abuelos les han preparado con ilusión.

Dos horas y media después, el estandarte vuelve a su iglesia entre vítores de fe de los asistentes y los mayordomos invitan a todos los participantes que se acerquen a degustar los coquillos y a probar ricos caldos de tomate típicos de la zona.

Hay quien dice que esta fiesta procede de los romanos, mientras otros defienden que es tradición moruna al cien por cien. Pero lo cierto es que nadie sabe de dónde viene la tradición de la encamisá a ciencia cierta. La teoría que más fuerza ha cobrado entre las gentes de Torrejoncillo es la que sostiene que pueda deberse a una reminiscencia bélica de la batalla de Pavía. Cuenta la leyenda que durante la campaña, el capitán ávalos, torrejoncillano, escondió a sus hombres bajo sábanas en la nieve. Con este rudimentario camuflaje los españoles lograron ganar la batalla. Al volver al pueblo y contar lo sucedido, comenzó a representarse la hazaña, que tomó aires marianos al conocerse que la Inmaculada había ayudado a los hombres de ávalos a vencer.

Los Escobazos, Jarandilla @ Jarandilla de la Vera
Dic 7 todo el día
Los Escobazos, Jarandilla @ Jarandilla de la Vera

Según cuentan las gentes de la tierra, la fiesta de los escobazos nace de una tradición pastoril. Parece ser que cuando los pastores regresaban de la sierra venían alumbrándose con escobones de retama prendidos que, en cuando llegaban a Jarandilla, apagaban a golpes, dándose escobazos amistosos unos a otros.

Desde entonces, cada siete de diciembre, se celebran los escobazos, una fiesta declarada de Interés Turístico de Extremadura por su singularidad.

La fiesta comienza con la petición de rosca. El mayordomo, el cura, familiares y amigos recorren las calles de Jarandilla de la Vera gritando vivas a la Virgen de la Concepción al son del tamboril. Cuando acaban, todas las plazas se llenan de gente que prepara sus escobones para, nada más anochecer, encenderlos y empezar a sacudir. Pero nadie sale herido porque, entre otras precauciones, se toma la de no golpear a nadie por encima de la cintura.

Las calles de la localidad se vuelven un espectáculo de luz y fuego con el ir y venir de los escobazos de algunos vecinos. Mientras, muchos otros esperan pacientes a que vuelva el mayordomo, que ha ido a buscar el estandarte de la Inmaculada Concepción. Lo recoge a caballo, de manos del párroco, en la puerta de la Iglesia de Santa María de la Torre y lo procesiona por toda la localidad de Jarandilla de la Vera mientras grita: ¡Viva la Virgen de la Concepción! A lo que todos los asistentes responden con sonoros y sinceros ¡Viva!

Una vez que el Estandarte pertenece al pueblo, el cortejo, al que se unen caballerías y fieles a pie, circula iluminado por los escobones encendidos mientras cantan las coplas típicas de la Concepción a ritmo de cacerolas, sartenes, almireces, botellas de anís, etc.

Cuando llega de nuevo el Estandarte a la plaza, se pone punto y final a batalla de los escobones con la entrega de éste nuevamente al párroco.

Ene
16
Jue
Carrera de San Antón @ Navalvillar de Pela
Ene 16 todo el día
Carrera de San Antón @ Navalvillar de Pela

Cuenta la tradición que en la Edad Media los árabes intentaron invadir Navalvillar de Pela, pero huyeron despavoridos creyendo que la resistencia del pueblo estaba formada por un ejército fantasmal. En realidad, eran los peleños que, sabiéndose inferiores en número y armas, encendieron varias hogueras y galoparon veloces al son de tambores y cencerros, ataviados con amplias camisas blancas y sombreros puntiagudos amparando su engaño en la oscuridad de la noche.

Todo comienza el día 6 de enero, cuando la imagen del santo, que se encuentra en una ermita, se baja en procesión hasta el pueblo, donde permanecerá hasta el día de su onomástica en la parroquia. Acompañan al santo jinetes vestidos con el traje típico.

La mañana del gran día, el día 16, los camiones de gente del pueblo suben a la sierra a buscar matorrales y jaras para quemar por la noche y los distribuyen por cruces y plazas situadas en el camino de la encamisá. Una vez realizado el trabajo, aparcan en lugares estratégicos para, llegado el momento, obsequiar a la gente con biñuelos y vino.

Mientras tanto, los jinetes engalanan sus caballos y preparan sus trajes. Los equinos van ataviados con la característica manta de madroños, como la llaman ellos. Estas mantas se elaboran en los telares del pueblo con lana y algodón. Los jinetes visten gorro multicolor puntiagudo a la cabeza, pañuelo multicolor al cuello, camisa blanca, faja roja o negra, pantalón de paño o pana negra, botas y zahones de cuero.

Pero antes de la fiesta grande, todo el pueblo acude a la bendición de los animales, incluidos los jinetes, que llevan a sus caballos para que el sacerdote los bendiga.

Entonces llega el momento más esperado. El mayordomo de la cofradía de san Antón se dirige al pueblo recitando su discurso y cuando dan las ocho en punto sólo le queda gritar: «peleños, forasteros, sanantoneros, ¡Viva San Antón! ¡Viva San Antón! ¡Viva San Antón!». Y entonces, un alboroto se apodera de la plaza, repican las campanas, estremecen los cohetes, se encienden las hogueras y los jinetes empiezan a bajar dando vivas a San Antón, San Fulgencio, San Antonino y el chiquirrinino.

En el transcurso de la Carrera, los jinetes se acercan a besar la bandera y la charanga que está en la Plaza Mayor reúne a cientos de personas en lo que llaman la infantería, que hará el mismo recorrido, pero entrará en todos los locales abiertos disfrutando de la música, el vino de pitarra y los biñuelos

Ene
19
Dom
Jarramplas, ladrón de Piornal @ Piornal
Ene 19 – Ene 20 todo el día
Jarramplas, ladrón de Piornal @ Piornal

Todos los años, los días 19 y 20 de enero, por la festividad de San Sebastián, el pueblo de Piornal celebra la fiesta de Jarramplas. Un hombre vestido de demonio con un traje repleto de cintas multicolores y que esconde su cara tras una máscara cónica de enorme nariz, cuernos y crines de caballo, recorre las calles del que es el municipio más alto del Valle del Jerte tocando un tamboril mientras los vecinos de Piornal le acribillan a golpes, lanzándole nabos a modo de castigo.

No se sabe de dónde procede la tradición, pero los ancianos de Piornal suelen contar que Jarramplas era un ladrón de ganado del que un día se vengaron todos los vecinos del municipio lanzando contra él montones de verduras. Pero hay quien dice que esta festividad deriva de la mitología y el castigo que infligió Hércules a Caco, mientras que otros vecinos defienden que el Jarramplas fue traído de las tradiciones de los indios en América. De la era cristiana se desprende la creencia de que Jarramplas sería San Sebastián, un guerrero cristiano al que sus propios compañeros despreciaban por haberse convertido en espía y andar siempre rodeado de infieles. La historia termina con la muerte del santo.

Sea como fuere, Jarramplas sale cada año a las calles de Piornal hasta que el cuerpo no le da para más. Sólo entonces acabará la fiesta, porque cuanto más aguante y más dure el recorrido, más orgulloso se sentirá Jarramplas de sí mismo.

Uno de los puntos álgidos de la fiesta, además de la primera salida de Jarramplas, en la que le llueve la mayor cantidad de nabos, es la llegada de este personaje ante la cruz la madrugada del 19 al 20 de enero. Jarramplas se arrodilla y golpea su tambor mientras suenan las 12 campanadas de la torre del reloj. Entonces, como si surgieran de la oscuridad de la noche, empiezan a sonar las alborás, y más tarde las rondas… Y la procesión continúa.

Y así hasta el día siguiente, en que tras «el regocijo» y la misa mayor, la fiesta llega a su fin con una invitación a comer migas en casa del mayordomo. El acompañamiento -chorizos, quesos, vino…- se saca de los productos ofrecidos por los amigos de Jarramplas y del mayordomo en las peticiones de ofrendas para el santo que se han ido realizando a lo largo de los dos días.

Pero para conocer la historia de primera mano, lo mejor es vivirla, arrodillarse frente a San Sebastián, degustar las exquisitas migas de la región, lanzarle nabos al ladrón, cantar las alborás… sólo así sabrás cómo se siente un piornalego en el día de su fiesta grande.

Feb
21
Vie
Carnaval de Badajoz @ Badajoz
Feb 21 – Feb 25 todo el día
Carnaval de Badajoz @ Badajoz

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, el Carnaval de Badajoz es una de las celebraciones que sin duda esperan los pacenses con más ganas. Por eso, en cada rincón de la ciudad, en cualquier época del año, no es raro que descubras gente trabajando en secreto en los disfraces del año siguiente. Tules, fieltros, rasos y un sinfín de materiales más dan vida a los trajes que las comparsas lucen cada año en el desfile de carnaval de Badajoz. Un espectáculo de ritmo y color que no deberías perderte.

También es de gran interés el concurso de murgas que se celebra en el teatro López de Ayala los días previos a las fiestas. La ironía y el ingenio caracterizan las letras de unas canciones que alegrarán las noches y los días de las concurridas plazas y calles de Badajoz. La final se celebra el viernes de carnaval, tras el desfile de las comparsas infantiles y el pregón oficial de la fiesta. Las tres murgas ganadoras actuarán para todo el mundo una vez finalizado el entierro de la sardina, que se lleva a cabo cada martes de carnaval en el Barrio de San Roque. Por cierto, que se reparten pan, sardinas asadas y vino de la tierra a todo el que se acerque a celebrar, por si te apetece tomar un bocado.

Los desfiles de artefactos, que son estrambóticas creaciones sobre ruedas, también llaman mucho la atención tanto a los pacenses como a los miles de visitantes que se acercan a Badajoz para participar en estos cinco días de fiesta en los que la diversión está asegurada a cualquier hora del día.

Fíjate si es importante el carnaval pacense, que Badajoz tiene un museo dedicado a esta fiesta, en el que se exhiben documentos, disfraces, composiciones musicales, letras ingeniosas y artefactos que dan vida a la “memoria colectiva” que este museo recoge.

Carnaval de Campo Arañuelo @ Navalmoral de la Mata
Feb 21 – Feb 26 todo el día
Carnaval de Campo Arañuelo @ Navalmoral de la Mata

El Carnaval de Campo Arañuelo es otro de los acontecimientos que no deberías perderte si estás en Navalmoral de la Mata durante los días en que se celebra esta fiesta. Y es que los moralos la vienen celebrado desde hace 300 años sin interrupción, incluso saltándose las prohibiciones de la dictadura. Fue declarada fiesta de interés turístico de Extremadura por su colorido y vistosidad, características que se perpetúan año tras año gracias al trabajo de las peñas, que organizan los desfiles, y a las murgas, que con su crítica, picaresca e ironía, alegran las calles y elevan el espíritu de la fiesta.

El pistoletazo de salida lo da la elección de las Reinas y Damas del Carnaval. Son dignos de ver los trajes de fantasía con los que se presentan las candidatas al trono. Son verdaderas obras de arte llenas de color y alegría. Pero en el Carnaval de Campo Arañuelo, todo el mundo participa, llueva, truene o relampaguee, pues grandes y pequeños viven todo el año esperando y preparando esta fiesta tan principal.

Además, si quieres conocer más a fondo su historia, puedes visitar su museo del Carnaval en Navalmoral, en el que verás expuestos los carteles que anuncian la fiesta desde 1981, fotos de carnavales desde 1926 y, por supuesto, ejemplos de muchos de los disfraces que se han lucido por las calles de la localidad a lo largo de todo este tiempo.

Mar
2
Lun
El Peropalo @ Villanueva de la Vera
Mar 2 – Mar 5 todo el día
El Peropalo @ Villanueva de la Vera

El carnaval de Villanueva de la Vera es uno de los más especiales de Extremadura, pues por su antigüedad y tradición, el Peropalo se ha declarado fiesta de interés turístico de Extremadura. Cada año, un pelele, el Peropalo, es ajusticiado en el pueblo día tras día desde el domingo de carnaval hasta el martes de carnaval, cuando es quemado entre celebraciones y lamentos. Todos los habitantes de Villanueva de la Vera participan en los actos, por lo que acudir a vivir el Peropalo en primera persona puede ser una gran experiencia para convivir con los habitantes de esta localidad, conocer sus costumbres, su folklore y degustar los dulces típicos de esta época, que nunca pueden faltar.

Son varias las hipótesis que se barajan sobre el origen de esta fiesta, pero la más aceptada es la que lo sitúa en un ritual agrario de fertilidad de la Europa prerromana. Los peropaleros son los encargados de elaborar el muñeco mientras se rezan unos misteriosos versos. Después organizan todos los actos, hasta llegar a la apoteosis final.

Cada día, cuando los peropaleros llegan a la plaza con el Peropalo, antes de cogarlo para darle su castigo, se hace varias veces la judiá, ritual en que dos grupos se colocan enfrentados y se cruzan andando o corriendo, al ritmo de jotas y tambores, e inclinan el pelele hasta que casi toca el suelo.

El martes de carnaval, se comienza de mañana con el juicio del Peropalo, por traición. Cuando se decide ajusticiarlo, se le coloca la sentencia en la espalda. A las tres de la tarde, en una mesa petitoria, tres ediles municipales reciben óbolos de oferentes a los que los calabaceros propinan fuertes golpes con calabazas.

En la Plaza Mayor se hace la jura de bandera, en la que todos los varones oferentes muestran su habilidad con la bandera, antes de finalizar los actos con el manteo del Peropalo y su presagiada quema.

Abr
9
Jue
Los Empalaos @ Valverde de la Vera
Abr 9 todo el día
Los Empalaos @ Valverde de la Vera

Los Empalaos de Valverde de la Vera constituyen un ritual religioso cuyo origen se remonta al siglo XVI, en que la orden de la Cofradía de Nuestro Señor Jesucristo ya realizaba estos actos de penitencia, por los que se llamaban entonces Hermanos de Disciplina, que con el paso del tiempo pasaron a llamarse “Empalaos”.

Una promesa o «manda» hecha ante Dios supone el inicio de un vía crucis, por las calles de la localidad, en el que todos los penitentes son anónimos. En este recorrido de penitencia el empalao camina descalzo, sobre sus hombros lleva un timón de arado sujeto por una soga de esparto que le rodea pecho y brazos desnudos. Una enagua blanca  le cubre de cintura para abajo y de la mitad de sus brazos penden un par de vilortas, con tres aros cada una, y una toga, símbolo del Crucificado. Un velo blanco que sujeta con una corona de espinas, cubre su rostro, sobresaliendo por encima de la cabeza dos espadas cruzadas.

Atuendo de un rito religioso y ancestral  que se desarrolla en el más absoluto silencio, soledad que vive el empalao que en todo momento va acompañado por la figura del Cirineo, que se oculta bajo una manta y le alumbra el paso con un farolillo.

Los momentos cumbres de la procesión se producen en el cruce de dos empalaos en que ambos se arrodillan en señal de respeto mutuo.

Abr
12
Dom
Fiesta de El Chíviri en Trujillo @ Trujillo
Abr 12 todo el día
Fiesta de El Chíviri en Trujillo @ Trujillo

La localidad cacereña de Trujillo culmina la Semana de Pasión viviendo cada Domingo de Resurrección uno de los momentos más importantes para sus vecinos, El Chíviri.

Una fiesta, declarada de Interés Turístico de Extremadura y cuyo origen se remonta a tiempos antiguos, a principios del siglo XIX, concretamente a la celebración de la fiesta de la primavera, en la que se festejaba la llegada del buen tiempo con el cambio de estación. Momento en que la gente salía a la calle y se reunía en torno a la Plaza Mayor para celebrar la finalización del invierno.

El Chíviri guarda la esencia de esa antigua tradición, de hecho la fiesta vive su momento más importante cuando los ciudadanos comienzan a concentrarse en la Plaza Mayor de Trujillo, todos ataviados con sus trajes típicos de pastores se muestran dispuestos a vivir y disfrutar de un gran día de fiesta.

Bailes, degustación de productos de la tierra, acompañados de buen vino extremeño, y el cante de canciones populares de antaño, algunas compuestas para la fiesta forman parte de una jornada de convivencia que congrega cada año a miles de personas en Trujillo para disfrutar de una fiesta declarada de Interés Turístico de Extremadura.

Translate »