La casa del miedo de La Codosera y las apariciones marianas

La Codosera es una localidad pacense situada al noroeste de la provincia, a 58 Kms de la ciudad de Badajoz. Como otras tantas poblaciones extremeñas se situa en la frontera junto a Portugal, lo que lleva a un caracter marcadamente luso. La comarca en la cual se engloba es la de Tierra de Badajoz. Su situación geográfica hace que sea una localidad con carácter fluvial dada la cercanía del río Gévora. Las piscinas naturales de las que dispone y hacen de ello un atractivo para el viajero, marcan aún más este carácter.
Los primeros indicios de La Codosera como núcleo de población datan del siglo XII, ya al ser un pueblo fronterizo con Portugal y estar situado en la «Raya» las manifestaciones culturales y artísticas rayanas siempre han estado presentes.

Patrimonio histórico

La iglesia de Nuestra Señora de la Piedad es el edificio más importante de la localidad. Es el edificio religioso más importante de la localidad. En su interior nos encontraremos con una única nave coronada con arcos de medio punto y bóveda de cañón. En su interior tiene una sola nave rectangular. Esta nave está distribuida en tres tramos soportados por arcos de medio punto que sostienen una bóveda de cañón. El espacio del altar mayor luce una bóveda de crucería. La sacristía está fechada en el siglo XV, aunque no es algo seguro. La fecha de construcción del templo data de los siglos XV-XVI dado su carácter gótico-renacentista. El retablo de madera dorada del altar mayor posiblemente fue construido a caballo entre el Renacimiento y el Barroco. Todo ello hace que el visitante admire una obra de gran belleza.

Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad

Una vez terminada la visita a la iglesia nos podemos desplazar a la Ermita de Nuestra Señora de la Luz, que aunque pequeña es de gran belleza por su bóveda policromada del S. XVI y el altar de estilo barroco.
No podemos marcharnos de La Codosera sin visitar los restos de su castillo, edificado en el siglo XIV. A pesar de que hoy día tan sólo quedan restos de sus muros originales, se ha construido una vivienda con una torre espectacular que entona con el estilo original del castillo, coronada con una figura del Sagrado Corazón de Jesús de proporciones espectaculares. Al ser el castillo de propiedad privada solo podremos visitar su exterior.
Nuestra próxima visita será el Santuario de Nuestra Señora de Chandavila, no sin antes pasar por las ruinas del puente romano a orillas del Río Gévora.

Ruinas del puente romano

De especial importancia y obligada parada es el Santuario de Nuestra Señora de Chandavila, sobre el cual hablaremos más abajo debido al carácter misterioso del mismo.
Tanto si nuestro viaje a La Codosera se lleva a cabo en verano como en invierno, no podemos dejar atrás los hermosos parajes naturales que rodean a la localidad, y en especial sus Piscinas Naturales del Río Gévora.
Situado a tan solo 5 Kms de la localidad, el rio Gévora se sitúa en un paisaje natural único, declarado como LIC (Lugar de Interés Comunitario) y ZEPA (Zona de Especial Protección para Aves). También forma parte de la Red Natura. Además de contar con un bosque de alisos, es el lugar ideal para los amantes de la pesca.
Las piscinas naturales se encuentran integradas en el propio cauce del rio y cada una de ellas tiene profundidades distintas, lo cual las hace ideales para bañistas de todas las edades. La comodidad de servicios de restauración, aparcamientos y además una zona de acampada elevan aún más el valor de la visita. Sin duda no nos marcharemos del lugar sin acercarnos al centro de interpretación del rio Gévora, instalado en las cercanías de este entorno natural.

Piscinas naturales

Como curiosidad, el viajero podrá contemplar el puente internacional más pequeño del mundo, el cual está situado junto al Santuario de la Virgen de Chandavila, a 3 Kms de La Codosera. Este puente hasta hace pocos años estaba formado por tan solo unos pequeños tablones. Más tarde vecinos de ambos lados de la Raya construyeron este curioso puente de 3,20 metros de longitud y 1,45 metros de anchura. En pocos pasos podremos pasar de un país a otro a través de una frontera de entorno natural.

Puente de El Marco

Rutas senderistas en La Codosera

 

La Virgen de Chandavila

El día 27 de mayo de 1945 fue clave en la vida de dos niñas, Marcelina Barroso y Agustina González. Ambas pasaban por la zona de Chandavila para hacer un encargo de la madre de Marcelina, y fue ella la que diviso una especie de bulto sobre un castaño. La niña pensó que al volver después de hacer el encargo pararía a curiosear sobre aquel extraño bulto oscuro. Así lo hizo y para su sorpresa volvió a ver el bulto, solo que en esta ocasión se había transformado en la Virgen de los Dolores. Muy asustada corrió con su prima hacia el pueblo donde contó a su madre el hecho. Poco después lo sabía toda la vecindad.

Afra y Marcelina

El 4 de junio Marcelina volvió llena de curiosidad al lugar, y de nuevo apareció la Virgen, la cual le comunicó que volviese esa misma tarde, pues debía hacer un sacrificio ante la población de La Codosera. Así lo hizo, y con ella más de mil personas de La Codosera y otras poblaciones. La Virgen apareció de nuevo y le pidió a Marcelina que se aproximase a ella de rodillas, ante lo cual Marcelina sintió miedo pues el camino estaba lleno de piedras. La Virgen le dijo que no pasaría nada porque a sus pasos de rodilla colocaría una alfombra de juncos. Marcelina avanzó hacia el árbol y permaneció unos minutos ante el mismo. Cuando la aparición se desvaneció, Marcelina pudo comprobar que sus rodillas no habían sufrido daño alguno y relató cómo visionó una iglesia detrás del castaño. También afirmó que la Virgen le había pedido que se construyese una capilla en su honor.

Figura de la Virgen en el lugar donde se encontraba el castaño

Marcelina visitó el lugar repetidas veces con su maestra Josefa Martín y su amiga Afra. Paralelamente Afra había sufrido también visiones. El 30 de mayo estando con sus amigas en Chandavila vio también un bulto, y entre nubes la forma de una iglesia. Al día siguiente volvió de nuevo al mismo lugar y fue cuando vio por primera vez a la Virgen. Corrió muy asustada hasta su casa, y no fue hasta el día 17 de junio cuando volvió a ver a la Virgen. Entrando en éxtasis camino hacia ella y entablaron conversación, en la cual la Virgen le dijo que siempre estaría con ella a pesar de los sufrimientos que marcarían su vida. También le dijo a Afra que se levantase la capilla y se celebrase misa el 4 de septiembre.

Santuario de Chandavila

Afra también llego a sufrir la aparición de llagas en manos costado y pies durante el Vía Crucis estando en la población de Villar del Rey.
El 27 de mayo de 1947 comenzaron las obras para la construcción de la capilla, que actualmente puede visitarse.
Marcelina terminó ingresando en la Congregación de Hermanitas de la Cruz. Afra trabajo en un hospital de Madrid dedicándose a obras de caridad.

La casa del miedo

Muy cerca de Chandavila, concretamente en la carretera que lleva a Portugal se encuentra una vieja casa en ruinas sobre la cual pesan leyendas que hablan de fenómenos paranormales.
La familia que vivió en ella a principios del siglo XX sufrió hechos tales como movimiento de objetos sin que al parecer nadie los tocara, puertas y ventanas que se abrían durante la noche a pesar de sus cerrojos y enseres de cocina que aparecían revueltos al amanecer.
El hecho más inquietante fue el vivido por Manuel Estrella. Este hombre estaba pasando junto a la casa cuando las mulas de su carro se negaron a avanzar. Por mucho que se esforzó no consiguió que andasen, y cuando más enfadado estaba recibió dos bofetadas en el rostro sin saber de dónde venían o quien (o que) se las propinó. En ese momento fue cuando salió a correr.

La casa del miedo en la actualidad

A partir de entonces la casa fue llamada «Casa del Miedo» e incluso se escuchó que por las noches asomaban por sus ventanas siete cabezas. Muchos decían que era probablemente espectros.
Todos estos hechos y la consecuencia de que nadie se acercara a la casa propició a la misma a ser lugar de cobijo para traficantes y contrabandistas.

¿Incluirías en tu visita a La Codosera el Santuario de Chandavila y la casa del miedo?

  

Alojamientos en La Codosera

  • Casa Rural “Casa Grande de Adolfo”
  • Casa Rural “La Jara”
  • Casa Rural La Berrocala
  • Casa Rural «Abuelo Alonso»
  • Alojamientos Rurales de La Codosera
  • Casa Rural “Camino del Alentejo
  • ”Casa Rural “Sierra de San Mamede”

 

Enlaces de interés

Web Ayuntamiento de La Codosera 
Piscinas naturales en La Codosera

¿Te gustó el artículo?. Descárgalo en PDF

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »